Respira y siente el té.



El silencio es esencial. El silencio es tan

necesario como el aire que respiras,

como la luz para las plantas.

Si tu mente está repleta de

palabras y pensamientos,

no te quedará un espacio para ti.


- Del libro "Silencio", por Thich Nhat Hanh.

Tomar té es darte un tiempo de contemplación, es abrir un espacio dentro de ti para percibir y sentir. Estando en silencio y respirando conscientemente unas 3 ó 4 veces antes de tomar té podrás notar una diferencia sustancial en la apreciación de esta bebida.



Meditando sobre el té:


Respira, devuelve la atención al cuerpo,

hierve el agua, aprovecha estos minutos para respirar,

prepara el té como más te guste, disfruta este momento,

mientras esperas que el té esté listo, simplemente respira,

inhala...exhala, mantén el primer sorbo en tu boca, ¿qué sientes?

inhala...exhala, al tragar el té pon atención, ¿qué sientes?

sensaciones van y vienen...déjalas ser, observa, siente

la sensación alcanza diversas zonas de tu cuerpo

sigue respirando...simplemente observa.

Al tomar té podemos sentir diversas sensaciones, están las físicas que nos las entrega por ejemplo la cafeína, están las sensoriales que detectamos por ejemplo con la lengua, estas nos llevan a recordar eventos asociados al sabor o aroma que detectemos y están las sensaciones que van un poco más allá...el té al venir de una planta tiene energía, se le llama "Cha-Qi" o energía del té.


En el "Cha-Qi" influyen muchos factores por lo que siempre tendremos una experiencia diferente: la energía del té que tomemos, los participantes de la ceremonia que hagamos, el ambiente donde se realice, la concentración e intenciones de quien prepare el té... etc.


Sobre la energía del té, maestros en Taiwán nos han compartido que cuando un té está finamente producido y es cosechado de árboles excepcionales como árboles silvestres por ejemplo, el té irá ganando energía con el tiempo por lo que podrá ser envejecido por décadas y hacerse cada vez más rico en aromas pero por sobre todo en "Cha-Qi".


Por ejemplo un Té Negro envejecido por 40 años, ¡desde el '79!, fue producido en la zona de Sun Moon Lake en Taiwán con árboles silvestres.

Tiene un aroma dulce que mezcla berries y salmón ahumado, es una peculiar mezcla pero queda muy bien. Muy sedoso en boca, sin astringencia y un amargor casi imperceptible.

Las sensaciones energéticas que hemos identificado en nuestra experiencia son de calor en las manos y pies, relajación mental, relajación en piernas, expansión del pecho junto con una relajación en el pecho.


Vienen más tés envejecidos a unirse a nuestra colección, una vez que los probemos con consciencia compartiremos nuestras experiencias con ustedes.


Disfruta tu té, tómalo con consciencia y siente las maravillas que te entrega.

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram

Seleccionamos los mejores tés de Taiwán directamente desde la plantación.

Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now