"Hay una Nube en tu Té"


¿De qué está compuesto el té?


Hace varios años ya que se habla de los compuestos químicos que forman el té, se han hecho estudios sobre los beneficios de estos compuestos y la publicidad muestra que sirven para tal o cual cosa, pero si miramos detenidamente en nuestra copa de té, ¿qué podemos descubrir?



Las hojas del té vienen de una planta, la Camelia Sinensis y todas sus variedades y cultivares. Estas se han adaptado de forma natural al ambiente donde habitan o gracias al ser humano y su constante curiosidad. Ha sido venerada por los antiguos chinos en rituales religiosos o como ofrendas, utilizada medicinalmente hace miles de años, posteriormente cocinada y preparada en comidas, procesada en innumerables formas para preparar una increíble variedad de tés, crece de forma salvaje como grandes árboles y ha sido "domesticada" por el ser humano para crecer como arbustos.


Camelias recibiendo los nutrientes del ambiente.

Independiente del uso que le demos o si crece de forma salvaje o domesticada, esta planta recibió los nutrientes de la tierra donde crece, del sol que la alimenta día a día, del agua que cae de las nubes y del aire que viene tempestuoso o apacible. Cuando tomas una copa té, estos nutrientes, que vienen de innumerables fuentes, pasan a formar parte de tu cuerpo por un tiempo, luego siguen su camino.

El agua entrega nutrientes a las plantas del té, luego estas plantas le entregan los nutrientes a las hojas que se transforman en el té que tomas día tras día.

Como ves, gracias a tu té estás tomando los elementos nutritivos que formaron parte de una planta muy lejos en algún país de Asia...en algún momento estos nutrientes ayudaron a crecer a la planta y sus hojas, ahora ingresan a tu cuerpo para nutrirte.


Esta planta además fue cuidada por personas preocupadas de su crecimiento saludable, cobijó a familias de insectos buscando refugio, recibió la visita de uno que otro pájaro en busca del alimento diario, quizás hasta algunos niños jugaron a su alrededor a las escondidas. Gracias a esta interacción podemos decir que ellos también contribuyeron con el cuidado y nutrición de la Camelia Sinensis y por ende colaboraron de una u otra forma con el té que tomas...es por esto que mirando profundamente descubrimos que ellos también están en tu té, contribuyeron con él y ahora son parte de este.


Ahora, si vamos un poquito más allá veremos que los cuidadores de las plantas, los animales, insectos y los niños tienen cada uno su propio alimento, familia, depredadores, amigos, etc etc. ¿Ves como hay un sin fin de elementos "no-té" que forman lo que contiene tu copa de té?


Este es el concepto del Interser, la interconexión de todas las cosas.


Es así como al contemplar tu té puedes también contemplar a todo el universo, si observas en profundidad. O cuando comes tu alimento diario, puedes hacer este ejercicio y ser consciente de todo lo que contiene.


La próxima vez que prepares un té podrás observar la nubecita que se desprende de su superficie y que viaja todo el camino hacia el cielo, para luego encontrarse con otras nubes. Luego esta nubecita caerá en forma de agua y se transformará en una uva del Valle del Maipo...por lo tanto podemos decir que el té de Asia "Inter-es" con el vino chileno.



  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram

Seleccionamos los mejores tés de Taiwán directamente desde la plantación.

Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now